SaaS Software como servicio

Con la clara tendencia hacia el Cloud Computing que está experimentando el software en general, aparecen nuevos modelos de negocio asociados a la propia infraestructura necesaria para la puesta en marcha de sistemas centralizados y emplazados en “la nube”.

El SaaS es uno de los modelos que mayor calado está teniendo entre las empresas de desarrollo de sistemas accesibles mediante internet.

¿Qué es el SaaS?

Literalmente significa Software como Servicio (Software as a Service). A efectos prácticos es un modelo mediante el que se “alquila” el software, así como la parte proporcional de la infraestructura, por lo que las cuotas abonadas en concepto de SaaS incluyen los derechos de uso, el soporte técnico y las actualizaciones necesarias para su adecuada utilización. En relación a la infraestructura, ésta modalidad normalmente no incorpora los equipos informáticos, sean del tipo que sea, mediante los que se accede a la información, es decir, no incluye los equipos que consumen la información alojada y tratada por el sistema central.

Principales Ventajas

REDUCCIÓN DE COSTES
El cliente no necesita invertir en instalaciones (servidores, aplicaciones, etc.) más allá del hardware necesario para acceder a cada plataforma SaaS que contrate. De otra parte, el costo de mantenimiento y actualización se encuentra incorporado en el propio coste de las cuotas SaaS.

Dado que el mantenimiento, actualización y resolución de incidencias lo realiza la propia empresa propietaria del software ofrecido en modalidad SaaS, el coste es menor i su repercusión por licencia minora el coste que supondría realizar dicho mantenimiento cliente por cliente.

INFRAESTUCTURA JUST-IN-TIME
La aplicación obtiene los recursos necesarios en cada momento para satisfacer al usuario, de modo que se adapta en cada momento en base a los requerimientos del cliente, de modo que no existen recursos ociosos ni sobredimensionados.

EFICIENCIA EN LA UTILIZACIÓN DE RECURSOS COSTO BASADO EN USO
Habitualmente las plataformas permiten ajustar a un nivel muy detallado los recursos a consumir, ya sea por número de usuarios, forfait de recursos, etc. lo que permite consumir en cada periodo SaaS, sea mensual, semestral, anual, etc. estrictamente aquello que las empresas requieren en base las circunstancias de cada momento.

TIME TO MARKET REDUCIDO
Se reduce drásticamente el tiempo de puesta en marcha del sistema, dado que simplemente se requiere de la contratación del sistema deseado, si bien, en el supuesto que sean necesarias adaptaciones, personalizaciones o integraciones seguirá siendo necesario un proceso de implementación y test, aunque siempre será en un periodo menor que en el supuesto de puesta en marcha de soluciones asimilables instaladas localmente o realizados Ad Hoc.

OUTSORCING TOTAL O PARCIAL DEL ÁREA INFORMÁTICA
Dado que se externaliza el mantenimiento y la gestión de la infraestructura y soporte, parte o la totalidad del área de informática de la empresa puede verse amortizada, partiendo de la base que el equipo de técnicos necesarios ya está operando para más de un cliente, de forma colectiva, para los usuarios del software SaaS.

Un buen ejemplo de aplicación SaaS es CatalogPlayer, aplicación que te permite crear tus catálogos digitales e interactivos para tablets.

El formato mediante el que gestionar el contenido y el entorno general de la solución es Cloud Computing en modalidad SaaS. Dado que dicho modelo facilita su implementación, es mucho menos costoso que otras fórmulas y permite optimizar procesos, aplicar mejoras continuadas y disponer de información publicada en internet de modo seguro pudiendo, por tanto, ser accesible para Tablets, que disponen de un software específico que interpreta los contenidos obteniendo catálogos multimedia profesionales y atractivos a un precio muy reducido, permitiendo ahorrar en software, maquetación e impresión de papel y mejorando la comunicación de las empresas con sus clientes.

Se trata de una herramienta tecnológicamente muy avanzada, especialmente concebida para dar soporte al equipo de ventas, que gracias al modelo SaaS se pone al alcance de empresas de cualquier tamaño y sector.